Diferencia entre grados y tipos de Lipedema

No lo leas, escúchalo.

El Lipedema poco a poco se va convirtiendo en una enfermedad más conocida. Tras ser catalogada como enfermedad por la OMS, más personas son las que se han interesado por conocer de qué se trata aunque siguen sin tener toda la información que sería necesaria. A pesar de que en un principio el Lipedema puede reconocerse como una acumulación de grasa, su desarrollo va más allá hasta tal punto que se pueden diferenciar varios grados.

El Lipedema de Grado I se representa a través de la aparición de piel celulítica o la ya conocida piel de naranja. Al ser el primer grado de la enfermedad de las piernas gordas, muchas de las pacientes que lo sufren no son ni conscientes ya que prácticamente no se aprecia y, hoy en día, muchos hombres y mujeres tienen celulitis de forma natural.

En segundo lugar, existe el Lipedema de Grado II caracterizado por presentar una piel con abolladuras o por aparecer el denominado «síndrome de edredón» caracterizado por representar una piel mucho más regular que el anterior. Además, es bastante común que aparezcan varices y que aumente la grasa de la parte trasera de la rodilla.

Si hablamos del tercer grado de Lipedema podemos señalar que en él se producen deformaciones y aparecen esos «colgajos» de la piel. Este tercer grado se puede considerar el último en el que se habla de Lipedema ya que, si hacemos hincapié en el Grado IV tendremos que especificar que se trata un LipoLinfedema.

Conoce a Nuestros Profesionales

El Lipolinfedema consiste en la acumulación de grasa que acaba obstruyendo los conductos linfáticos y produciendo dicho lipolinfedema. Se considera Lipolinfedema cuando el Lipedema ya ha alcanzado el Grado IV de evolución.

A diferencia de los grados también existen varios tipos de Lipedema. Es importante matizar que los grados y los tipos son totalmente independientes. Puede desarrollarse el Lipedema en sus diferentes grados y ser de un solo tipo y viceversa. Entre los tipos y a diferencia de los grados distinguimos 5.

El lipedema de tipo I representa sus síntomas en las caderas, las nalgas y la pelvis. A diferencia de este, el tipo II ya alcanza desde las caderas hasta las rodillas. Por su parte el tipo III se muestra de caderas hasta los tobillos siendo el tipo IV el que, además de estas zonas, afecta también a los brazos. Por último, el tipo V es igual que este, pero con una muestra mayor de los síntomas.

Para poder terminar con la enfermedad e independientemente del grado o tipo que sufra la paciente, en la Lipoclinic utilizamos la técnica WAL que consiste en una liposucción asistida por un chorro de agua. Esta es la técnica más novedosa en la actualidad y además es la que requiere un menor tiempo de recuperación y menor dolor y molestia para el paciente que se somete a la operación de lipedema.

Si quieres obtener información o quieres concertar una primera cita gratuita con el Doctor Welss que actualmente opera en el Hospital Virgen de la Paloma de Madrid, contacta ahora con nosotros.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ARTÍCULOS MÁS VISTOS