La Celulitis es una modificación del tejido subcutáneo provocada por aumento del depósito graso y acumulación de líquidos y toxinas. El aspecto de la piel se denomina “piel de naranja” debido a su irregularidad.

El lipedema es una enfermedad crónica en la que se produce la acumulación de grasa que comprime los vasos linfáticos.  Puedes ver en nuestra página web un análisis de las diferencias entre celulitis y el lipedema .

 A pesar de que en algunas ocasiones se diagnostican conjuntamente o existen dudas sobre qué es lo que realmente se padece, existen muchas diferencias entre ambas.

En cuanto a género que lo sufre, el Lipedema se da casi exclusivamente en mujeres mientras que el Linfedema puede darse en hombres.

Los síntomas por otra parte se dan en la pubertad en el Lipedema y a cualquier edad en el Linfedema.

Mientras el Lipedema se distribuye de forma simétrica y bilateral el Linfedema lo hace de forma unilateral afectando auna pierna severamente.

También es importante destacar que en el Lipedema las nalgas pueden verse afectadas mientras en el Linfedema no.

Por último, si se padece Lipedema no hay riesgo de angiosarcoma pero si se padece Linfedema sí.

En el último grado del lipedema, de grado III,  puede aparecer en algunos casos el estadío llamado lipo-linfedema o lipolinfedema con características muy similares al linfedema.

El Lipolinfedema se da cuando el lipedema está avanzado. Si bien al principio de la enfermedad el sistema linfático funciona de forma normal, con el transcurso del tiempo, la acumulación de grasa obstruye los conductos linfáticos y pueden producir un lipolinfedema. 

Se caracteriza por dolores musculares más fuertes que los habituales y un aumento de grosor de la dermis.

Es importante localizar el Lipedema a tiempo para evitar que se produzca un empeoramiento muy avanzado.

Si sufres algunos de los síntomas que hemos mencionado anteriormente o tienes serias dudas de si sufres celulitis o lipedema es importante que pidas una cita con nuestros doctores para que puedan evaluarte y estudiar tu caso ya que si bien puede haber pruebas que, el lipedema no se puede diagnosticar a través de ninguna prueba clínica o médica específica sino a través de la exploración clínica y de los conocimientos de profesionales como los de nuestros doctores expertos de LipoClinic.

Contacta ahora con nosotros​