Uno de los principales motivos por los que se desconoce que se sufre lipedema es por la confusión entre éste y la celulitis. Desde nuestra clinica especializada en lipedema queremos que conozcas las principales diferencias entre ambas.

 

DEFINICIONES

ü  La Celulitis es una modificación del tejido provocada por aumento del depósito de grasa y acumulación de líquidos y toxinas en el área subcutánea. El aspecto de la piel se denomina “piel de naranja” debido a su irregularidad.

ü 
El lipedema es una enfermedad crónica en la que se produce la acumulación de grasa a nivel subcutáneo pero también más profundo por lo que se produce la alteración de los canales prelinfáticos que se ven comprimidos y aumenta la fragilidad de capilares sanguíneos.  
 
 

SINTOMAS

üLos síntomas de la celulitis se pueden observar en la aparición de un área rojiza en la piel que puede expandirse. Del igual forma la hinchazón o sensibilidad es bastante común. El calor y la posible fiebre también destacan entre sus síntomas. Por último, suelen aparecer hoyuelos en la piel.


ü 
Como síntomas principales del lipedema existe la pesadez e hinchazón o la aparición de edemas. Es importante recalcar que se muestra en caderas y piernas (hasta el tobillo), algunas veces también en brazos pero nunca en los pies.  
Del mismo modo provoca el aumento de sensibilidad al contacto de la zona en la que se padezca o también dolor  en un 70% de los casos. 

      Debido a esta enfermedad, se produce una disminución de la elasticidad cutánea. Aparecen arañas venosas y hematomas en la piel.

 

FASES

ü  La celulitis se presenta en varias fases. Primeramente, la fase denominada edematosa en la que las pacientes sienten un aumento de grasa en caderas, muslos, rodillas y piernas.  Posteriormente, en la fase exhaustiva se produce la aparición de piel de naranja debido a la alteración del tejido conjuntivo. La tercera fase proliferativa corresponde a la destrucción de las fibras de colágeno. Por último, en la fase comprensiva el edema produce una compresión de las terminaciones nerviosas que terminan produciendo el dolor ante la palpación.


ü 
El lipedema también tiene una serie de fases. En primer lugar, se aumenta la distribución de la grasa en los glúteos y piernas de la paciente. Seguidamente, este lipedema se extiende hasta la rodilla y crean almohadillas en la cara interna de las rodillas. Seguidamente, termina extendiéndose de caderas a tobillos. La piel también sufre unas fases. De la piel de naranja en el lipedema de Grado I, se pasa a una piel con abolladuras conocidas como “síndrome de edredón”. En el lipedema más alto de Grado III, la piel sufre grandes deformaciones o colgajos. Además de grados o fases también podemos diferenciar el lipedema por su tipología. Aquí podrás ver los diferentes tipos de Lipedema que existen

 

TRATAMIENTO

ü  El tratamiento para la celulitis primeramente se basa en un estudio neuro hormonal para descartar otras alteraciones del cuerpo. Se recomienda un primer tratamiento de un medico especialista que realice además de una dieta baja en calorías, una serie de hábitos saludables para poder combatir dicha alteración. De igual manera, se recomienda también la visita a un especialista en drenajes linfáticos y presoterapia. Además de estos consejos, se debe llevar unos hábitos diarios y evitar factores de riesgo como el consumo de alcohol, tabaco, exceso de grasas u otros.


ü 
El lipedema puede tratarse de varias formas. De forma convencional gracias a un drenaje linfático manual o al uso de medias de compresión. El modo que desde Lipo-Clinic recomendamos es el quirúrgico. Este puede llevarse a cabo de dos formas, a través de la liposucción asistida denominada PAL con cánulas de vibración o la liposucción asistida por chorro de agua denominada WAL que es la técnica más avanzada y utilizada en la actualidad y la que usamos en nuestra clínica.

                             DESCUBRE SI TIENES CELULITIS O LIPEDEMA

Contacta con Nosotros

Ubicación